Sobre la impostura de los libros “La Voluntad de poder” y “Mi hermana y yo”

El siguiente texto es un comentario de Hernán Montecinos, dejado bajo el artículo Nietzsche… “Malentendidos, imposturas” (también de su autoría).

Por Hernán Montecinos.

Efectivamente, Nietzsche tuvo la intención de escribir un libro al que le asignó primitivamente el título de “La Voluntad de poder”, lo que posteriormente cambió a “La transvaloración de todos los valores”. Pero este libro nunca lo publicó, quedó sólo en una intención, lisa y llanamente, porque el proyecto nunca lo terminó, o más bien dicho, fue un proyecto que definitivamente abandonó; tal es así que muchas de sus notas y fragmentos los incorporó en otros libros. Nunca han quedado del todo claras las razones porque este primitivo proyecto nunca llegó a puerto final. Sin embargo, los borradores de las notas de este proyecto si se conservaron. Estos los recogió su hermana Elizabeth, por cierto, dándoles orden y sentido de acuerdo a lo que más acomodaba a sus propias ideas. (Ya sabemos, de los aforismos de Nietzsche, resulta fácil hacer los acomodos que se quieran).

Para mi gusto, un engañó de aquellas editoriales que lo han editado asignando la titularidad de dicho libro al filósofo. Un abuso que, sin duda, se ha hecho bajo las intenciones de obtener réditos comerciales. Resulta mucho más atrayente, para los fines comerciales, asignar su autoría al filósofo que a su hermana o, si se quiere, al propio “Archivo Nietzsche”.

También resulta un abuso y poco ético que ciertas editoriales hayan publicado un libro bajo el título “Mi hermana y yo” más, sobre todo, cuando el único dato fidedigno que existe es el entregado por Walter Kauffman, un prestigioso intelectual, quien habría recibido la confesión, en su lecho de muerte, de un plagiador profesional de la época, el ruso George Plotkin, de que él había sido el autor de dicho plagio.

En fin, mitos y leyendas aprovechado por círculos intelectuales para atribuirle al filósofo los más nefastos designios a sus ideas y obra. En esta verdadera cruzada de tergiversación intelectual, entre otros, menciono en sus inicios a Lukács y Heidegger y, más recientemente, a Nicolás González Varela. Todos ellos reputados filósofos, que escriben muy bien y muy bonito, ingredientes necesarios para sacar las conclusiones que se quiera y que respondan más bien a sus propias subjetividades antes que a la realidad de las cosas tal como son y no por lo que aparentan ser.

En este propósito han soslayado, flagrantemente, que las ideas de Nietzsche son “omniabarcadoras” que no se estacionan en tal o cual particularidad. Y si bien, en su momento, se estaciona en tal o cual punto, ello es sólo a manera de estación de tránsito para explicar uno de los eslabones que estima necesario para llegar a la comprensión de su idea en toda su totalidad. Han olvidado que Nietzsche no es esencialmente particularista, al contrario, como ya lo dije “totalizador” que no se queda constreñido en los reducidos espacios de tal o cual particularidad.

Bueno, pero al fin y al cabo y, por fortuna, hoy son muchos más numerosos los reputados filósofos e intelectuales que han dejado atrás estas engañifas para poner en su verdadera dimensión la vastedad del pensamiento de Nietzsche, que va más allá de dejarlo momificado en un reducido espacio. Sobre todo, en esta labor de desmitificación cabe destacar el extraordinario aporte, de pensadores e intelectuales provenientes de las modernas corrientes francesas (o si se quiere, posmodernas).

Tagged with:
Publicado en -Todos los posts
3 comments on “Sobre la impostura de los libros “La Voluntad de poder” y “Mi hermana y yo”
  1. 01erblast dice:

    Encontré una película que se titula
    Mas Allá del Bien y del Mal
    Aún no le he visto pero tiene relación con Nietzsche

  2. m.. dice:

    MIra, no sé si lo has leído, pero mi opinión es que ese libro no quiere ser considerado de nietzsche por las bestialidades que tiene, que por cierto no son contra los judíos ni nada parecido sino contra sus enemigos de siempre, el cristianismo, el socialismo y los decadentes. Puedes leer la versón de edaf y te encontrarás que tiene perfectamente ordenados (elizabeth no era tampoco tonta) los escritos reales de los fragmentos póstumos según el plan, ni más ni menos. si quieres leete el tochaco de los póstumos para contrastar. Es puro pensamiento nietzscheano, sin adornos, brutalidades que podrán tener razón o no, pero son la cara más completa y definida de lo que nietzsche quería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nuestro Foro

¿Para qué usamos este blog?
Blog para recopilar y clasificar (por medio de las categorías y etiquetas) materiales diversos sobre el filósofo Friedrich Nietzsche.
Estadísticas del blog
  • 271,289 visitas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 167 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: